MLP cuenta con un equipo de expertos consultores penalistas internacionales ampliamente capacitados en la implementación de eficaces Programas de Compliance Penal en todas aquellas empresas, públicas o privadas, que deseen prevenir la comisión delitos y evitar en ultima ratio la responsabilidad penal de la entidad.

Nos encontramos en un contexto económico y social cada vez más complejo, en el cual la inversión empresarial en sistemas de gestión de compliance penal ha cobrado fuerza y notoriedad, alentado por la novedosa incorporación de la responsabilidad penal de las personas jurídicas en legislación penal vigente (artículo 49 del Código Orgánico Integral Penal de la República del Ecuador, en vigor desde el 2014).

Nuestra propuesta: proporcionar a los clientes de MLP herramientas, políticas y protocolos de cumplimiento normativo penal eficaces para prevenir, detectar y reaccionar ante las posibles conductas delictivas de sus miembros, que contribuyan también a la adopción de firmes compromisos éticos y salvaguarden una futura imputación penal por un hecho ilícito cometido en el seno empresarial.

Los Programas de Compliane Penal de MLP se confeccionan de acuerdo a la normativa penal de cada país, en función del catálogo de delitos y de su normativa de desarrollo, aplicando estándares internacionalmente reconocidos, así como un know how propio con un amplio bagaje en el mercado, que garantiza su máxima calidad y operatividad.

El equipo de MLP, tras un exhaustivo análisis de los riesgos penales corporativos, creará a medida para cada entidad su Programa de Compliance Penal. Nuestra metodología es el resultado de un profundo conocimiento en la consultoría de riesgos penales empresariales y la experiencia profesional en la aplicación de mecanismos de control y actuaciones autocorrectivas. Desde MLP queremos contribuir a la sensibilización en el cumplimiento normativo del tejido empresarial mundial, para seguir a la vanguardia en compliance penal y adquirir una clara ventaja competitiva. Por ello, fomentamos nuestra dimensión pedagógica y formativa sobre el compliance penal a través de la concreta capacitación del personal de las empresas clientes, y la organización de cursos, seminarios y jornadas académicas.

A %d blogueros les gusta esto: